dissabte, 22 de desembre de 2012

Raro, no digo diferente digo Raro


Fue en el 93 cuando conocí a Fito. Vamos, nada de Fito, conocí a Platero y tú de la mano de Miguel. A ver, no, tampoco, Miguel en esa mierda de mili que tuvo (algún día debo tributo a lo que fue su mili, y la mía), conoció a un bilbaíno del barrio de Palanca que le pasó una maqueta (era una maqueta?) de un grupo desconocido para mí, y para él, hasta entonces: Platero y tú.

Nos enganchó desde el minuto cero, y nos aprendimos de memoria todas las canciones. Bueno, algunas más que otras. A la vuelta de su mili fuimos al primer concierto de 'ese grupo'. Los que me conocéis sabéis que he ido a los conciertos más dispares, desde los quince años, desde la Polla Record hasta Dire Straits pasando por la Tina Turner y el Boss, sin descuidarme a Jarabe de Palo (bueno, vale, sí, un fallo lo tiene cualquiera), La Oreja de Van Gogh, Communards, ajajajaja, no lo recordaba, David Bowie y Juan Luis Guerra, sí, sí, está claro que soy ecléctica músicalmente hablando (y no sólo cuanto a música).

En fin, a lo que iba, el primer concierto de los Platero fue en una sala de Nou Barris. Humo por un tubo (costo por más tubos), cerveza y mucho ruido, mucho mucho ruido, una acústica como el culo y peña de lo más variopinta. Creo que fue en la gira del Vamos Tirando. Miguel, David (el Martínez), alguien más, y yo. Buf. Entonces la cerveza y los porros nos ayudaron a cantar (sí, he fumado muchísimos años de mi vida). Qué buen recuerdo tengo de ese concierto! (si soy sincera creo que de todos a los que he asistido a lo largo de mis años, guardo un buen recuerdo, yo qué sé, Sabina, Serrat, Llach, pero también Victor Manuel -montones de veces-, El último de la fila y, de los mejores, mejores, Radio Futura)

Con los años, bueno, Platero se disolvió (?) y empezó Fito con nueva andadura. Mentiría si dijera que supe que había empezado de nuevo como Fito. Recuerdo un día en un bar de Bilbao oír una canción, muy comercial, no sé cuál era, en la radio: Esto, perdona, quién canta era el cantante de Platero? Sí, sí. Joder, qué cambio, no? Ya ves, la pasta! Me cabreé, pero lo entendí, renovarse o morir, supongo. Bien, vale, acepto, anda que no 'me he adaptado yo a la medio' a lo largo de mi vida!

Al volver a Barcelona retomé, un disco, otro disco, otro disco. En poco tiempo se convierte en mi poeta musical de cabecera (bueno, en el blog doy fe de ello en todos estos años: como dice Fito por aquí, como dice Fito por allà), junto con alguno otro, Robe, por ejemplo, què crack.

En enero de 2010  un encuentro inesperado con el tipo más guapo con quien he tenido amistad (lalalala) hace aumentar aún más mi 'cariño' por Fito y su música. Y de nuevo me decido a ir otro concierto: con Aina en Girona, Pavelló de Fontajau. Qué flipe! Genial, genial, como dos locas, madre e hija, ante un genio en el escenario a quien ya había asistido con el que después sería su padre (quién hubiera dicho en aquel concierto que Miguel y yo tuviéramos una Aina, y años después una Jana! Quita, quita!). Esta vez sin humo. Bien, ya no fumo ni tabaco ni costo ni nada, pero ahora sí bebo cerveza (no tengo claro que en el primer concierto bebiera nada). Así que me tomé una o dos, disfrutándolas y disfrutando del concierto, mucho.

Esta noche ha sido el tercero, y de nuevo con Aina. Osssssssssssssstia qué sonido, qué maravilla de sonido para un concierto de Fito! Viniendo de un 'cutre local' de Nou Barris, pasando por un Pabellón de deportes, y llegando al Auditorio del Forum! Qué buen sonido, sí. Hemos podido distinguir cada uno de los instrumentos, que no han sido pocos por cierto (violín y contrabajo incluídos, pasando por un banjo, un acordeón, unas cucharas de madera...),  de la voz, esa voz marca de la casa... Y esta vez no solo sin tabaco sino también sin cerveza (nada, no hay servicio de Bar en el auditorio del forum ni tampoco dejan entrar bebidas).

Una auténtica delicia: las canciones de siempre con alguna 'transformación' especial para este concierto ( a esa luna a la que se le ve el ombligo que como siempre me ha hecho pensar en mi Guille particular, esta vez con un ritmo nuevo, un Al Cantar inesperado -gracias-, sin olvidar un Para toda la vida al más puro estilo ranchera!).

Gracias Fito, sí, y gracias Aina por estas dos horas de gustazo!!!

...

Para, para, para qué quererte tanto si después te vas?



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada