dimecres, 23 de maig de 2012

Todos a pitar a Madrid - Emilio Pérez de Rozas

(aprofitant que la meva millor amiga se'n va a xiular al Calderon... al Rei, a l'Espe i a la mare que va parir a tots els absolutistes...)

Las palabras de Esperanza Aguirre calientan los ánimos en Bilbao


Martes, 22 de mayo del 2012
EMILIO PÉREZ DE ROZAS
El Periódico



Ahora sí que va a haber pitada. Ahora sí. Yo estoy en Bilbao y por aquí solo hay banderas del Athletic, "¡aupa Athletic!" y cánticos divertidos en los semáforos sobre que un elefante se columpiaba sobre la tele de una araña. No hay ni una, o habrá dos, ikurriñas colgadas en los balcones, decorando escaparates (es posible que empiecen a aparecer este miércoles tras la bobada que ha llegado desde Madrid) y la gente vive feliz (en la medida que se puede ser feliz un 22 de mayo, con la que está cayendo y no me refiero al agua, claro, estamos en Bilbao) nada más pensar que mañana o pasado cogerá el coche y se irá a disfrutar de una final de Copa. Que aquí, por cierto, llaman de España y no del Rey. Hasta el gran Chopo Iribar la ha llamado Copa de España porque es su único nombre, su nombre de siempre.

Pero ahora sí que van a pitar. La presidenta-presidenta de Madrid, que sabe de fútbol lo que su amiga Ana Botella, que confundió la victoria del Barça en el Bernabéu con el triunfo de su Madrid en el Camp Nou (que ya es confundir), va y, en plena democracia, en pleno siglo XXI, un 22 de mayo, dice que si pitan el himno se acabó la fiesta. Y es que a esta señora, tan señora, casi señorona, lo que le gusta es el ordeno y mando, sobre todo para tapar su déficit, que es uno de los que nos ha llevado a todos, a los que van a pitar y a los que no, a la ruina más absoluta.

Es ahora, y no antes (pues antes iban a ser diez, doce y no miles y miles como ahora) cuando van a disfrutar con el himno español. Porque si lo que pretende la derecha, derechota, es que en esta país se acaben las libertades (que parecen que están en ello) pues que lo digan tan ricamente, tal vez recuperen, por la derecha (ya ha ocurrido, ¿verdad?, en Francia y Grecia) los votos que han pérdido por mentir, por ocultar lo que iban a hacer y por creernos que somos tontos y un poco idiotas.

Yo no iba a ir a Madrid. No tengo entrada y, dicen, que las que quedan valen 200 euros y se pondrán en un pico dentro de unas horas. Pero solo por darme el gusto de pitar a la presidenta creo que haré un esfuerzo. Este miércoles, desde luego, en el semáforo de la plaza La Casilla, de Bilbao, que es donde tengo el hotel, me voy a poner a cantar con mis amigos lo del elefante, pues acabo de comprobar que Antonio Besagoiti, presidente del PP vasco, tiene dos dedos de frente y no me enviará a la policia local para detenerme.

No me extraña que en Europa nos crean cada vez menos. Ellos fueron los primeros en perder la credibilidad en nuestros políticos. Nosotros, como teníamos el fútbol, hemos tardado más.


...

En fi, hi ha lletres de cançons que no perden mai el significat... fins i tot aquesta de la Polla Recta (és que ma mare, com no recordava el nom de La Polla Records, sempre em deia el mateix: Que no, que no te dejo ir a otro concierto de la Polla Recta! ).




Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada